Inicio > Sin categorizar > Este trozo de papel es mi Universo

Este trozo de papel es mi Universo

Este trozo de papel es mi Universo. Adaptado de Kozak, Arnold (2011). ¡Está asqueroso!… Dame más. 108 metáforas para la conciencia plena. Madrid: Alianza Editorial. pp. 138 – 139.

Imagínate un folio. Mejor aún, cógelo si tienes uno a tu alcance. Imagina (o hazlo) que escribes en él algo que te preocupa, o un éxito reciente, un pensamiento que te aparece de cuando en cuando y que lo desechas pero vuelve a aparecer al tiempo.

Coge dicho papel y acércatelo a la cara. Ese trozo de papel de veintiuno por casi treinta centímetros parece ahora tan grande en tu campo visual que, en este momento, este papel es tu Universo; no puedes ver nada más. El trozo de papel no ha cambiado, desde luego, pero sí tu perspectiva del pedazo de papel.

Los acontecimientos de la vida pueden ser visto, muchas veces, como este trozo de papel. Esto puede aplicarse a acontecimientos internos como pensamientos o sentimientos o a acontecimientos externos como nuestras circunstancias o acontecimientos vitales. Tanto en un caso como en otro, las emociones que percibimos se deben que nos “acercamos” mucho a estos acontecimientos y a los pensamientos y percepciones que los suelen acompañar.

Imagina ahora que extiendes, poco a poco, el brazo. Ahora puedes ver algo más que el folio escrito, puedes ver más allá y alrededor. Puedes ver la luz que entra por la ventana, a tu mascota, tus muebles… En definitiva, puedes ver la situación como algo importante, pero no como lo único importante en tu vida. Lo que cambia aquí es la relación con lo acontecido, no el hecho en sí mismo. Es importante entender que este momento no implica ni negación ni resistencia ante lo acontecido: no estamos ocultando el folio ni tampoco rechazándolo; el folio sigue estando ahí y lo que tiene escrito sigue diciendo lo mismo. Estas acción nos permite crear espacio y lo que antes nos desbordaba y era lo único de nuestro Universo ahora podemos contemplarlo desde una perspectiva mejor, más rica y completa.

Bien, ahora la pregunta es, ¿cómo se logra “extender el brazo”? Bien, hay muchos métodos para lograrlo, aunque el autor del libro citado (y yo mismo) propone la práctica del mindfulness o meditación de la conciencia plena (guarda bastantes similitudes con la meditación vipassana). Es necesario entender que la mente requiere de entrenamiento y que, por tanto, la constancia en la práctica es fundamental.

 

Anuncios
Categorías:Sin categorizar
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: